¿Imaginas ir a un hotel y poder abrir la puerta de tu habitación sólo con acercar tu smartphone a la cerradura? La smartkey existe y es una realidad cada día más presente.

La innovación tecnológica está cobrando más y más peso en la industria hotelera. Hasta ahora se centraba en la reserva de habitaciones, pero ha llegado el momento en que los hoteles deben mejorar digitalmente la estancia del cliente para que alcance los niveles a los que está acostumbrado en su vida diaria.

La llave móvil está atrayendo gran demanda e interés. Grandes cadenas hoteleras, como Starwood, Marriott o Hilton ya la han implementado, simplificando la estancia del cliente, que puede sustituir la tradicional tarjeta magnética por algo que siempre lleva consigo, su móvil.

Pero, ¿por qué está tardando tanto en convertirse en una realidad?

El principal reto al que los hoteles deben enfrentarse es la alta inversión. Hilton ha asignado un presupuesto de 550 millones de dólares para modernizar las cerraduras de sus más de 4200 propiedades. Un gasto arriesgado si tenemos en cuenta que esta solución puede volverse rápidamente obsoleta debido a la multitud de tecnologías que se están aplicando con este fin, como Bluetooth, NFC o Wifi, y la velocidad de las innovaciones digitales.

Otro obstáculo a solventar es la reticencia del cliente. Las nuevas cerraduras deben ser compatibles también con la llave tradicional en previsión de la desconfianza general, basada principalmente en cuestiones de seguridad. En este aspecto la esperanza está en los Resorts. Los grandes complejos vacacionales han comenzado a descartar la llave tradicional en favor de las pulseras inteligentes, una mejora más simple para el usuario, ya que no requiere ninguna acción ni configuración por su parte. Si, de este modo, la tarjeta magnética o llave se elimina del imaginario común, la smart key tendrá el camino más fácil para su implantación total.

Por último, es un desafío facilitar al cliente la descarga de la llave móvil. Lo común es que la compañía de pomos desarrolle una aplicación con esta finalidad, pero ¿genera esta solución el interés suficiente para ser descargada? Los hoteles saben que no, por lo que necesitan ofrecer a sus clientes una aplicación más completa, con un abanico de opciones que mejoren digitalmente la estancia del cliente, una herramienta que le permita hacer pedidos de room service, reservas en restaurantes o consultar rutas turísticas.

Sin duda la llave móvil aún tiene muchos obstáculos que superar, pero el empeño de los hoteles para su normalización y la constante evolución digital en la que vivimos sugieren que, en un corto plazo, su uso generalizado será una realidad.

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn19Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter7

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.